miércoles, 8 de julio de 2015

Tutorial # 5 Archivero Reciclado.

Una vez mas ¡Hola!

Y hoy es tiempo de presentarles la forma de hacer el archivero que presentamos ayer. Reciclado a partir de un libro o cuaderno con pastas duras.


Materiales: 
· Un libro o cuaderno que ya no usemos, y que podamos alterar, de preferencia de pastas duras. El tamaño depende de ustedes, éste es de aproximadamente 8 X 6 pulgadas cerrado. 
· Pegamento, resistol blanco, silicón, lo que ustedes usen
· Restos de papel al tamaño de las pastas de su libro
· Tintas 
· Suajes o dies, diecuts, chipboards, flores o figuras de su elección para decorar. 
· Perforadora decorativa de borde

No usaré medidas, porque el tamaño realmente dependerá del libro que usen como base. Yo le pedí a mi niña un libro de cuentos de los de pastas duras, y a ella le costaba mucho trabajo deshacerse de sus libros, así que optó por regalarme un viejo diario que ya no usa, tiene las pastas muy duras, la portada era linda, de Blanca Nieves, pero como esta vez el proyecto no es para ella, me di a la tarea de alterarlo totalmente.

En el primer cuadro les muestro mi diario, en el segundo y tercero pueden ver que recorté papel al tamaño de las pastas y lo pegué para ocultar la imagen original. Esta parte externa del libro y será la base, en realidad no lo vamos a cerrar, pero igual me gusta que mis proyectos queden bien terminados incluso por los lados que habitualmente no se ven. 

Tip: Si no logran encontrar un cuaderno de pastas duras pueden usar uno de pastas más blandas, pero antes de forrarlas deberán reforzarlas, yo sugiero hacerlo con cartulina cáscara de huevo, o bien con algún cartón firme de alguna caja que ya no usen, solo asegúrense de pegarla bien y dar color a los bordes para que no se vean feos. 




Ya que tenemos nuestras pastas forradas lo vamos a colocar abierto sobre nuestra mesa de trabajo y comenzaremos a doblar en triángulo cada hoja, como se ve en el último cuadro del collage anterior. Como cuando doblamos una hoja para separar esa parte del cuaderno. Y eso haremos con todas y cada una de las hojas. Finalmente quedará una especie de rombo con las pastas abiertas como en primer recuadro del siguiente collage.



Aparte, de nuestros restos de papeles que hemos cortado ya al tamaño de las pastas, seleccionaremos dos de nuestro gusto, yo los elegí iguales, les pondremos pegamento y con ellos cubriremos la parte interna de las pastas. 
A continuación, trabajaremos con el resto de los cuadros. ¿Cuántos? A su gusto. Depende del grosor de su libro, el mío tenía 50 hojas que fueron las que doblé en triángulo. Recorté 15 rectángulos al tamaño de mis pastas. Estos los vamos a ir intercalando cada tres o cuatro páginas dobladas, el espacio que queda entre éstas será el lugar donde finalmente insertaremos nuestras fotos, y nuestros rectángulos de papel servirán como separadores de secciones. Para esto pueden recortarlos de colores diferentes, iguales, o de diferentes papeles estampados.

A cada uno de nuestros cuadros le vamos a cortar un borde con la perforadora. Yo elegí esta que tiene medias flores grandes, pero realmente cualquier figura es buena. Si bien, antes de poner adentro nuestras fotos, lucen mucho los bordes, como en la foto que les puse al principio de éste tutorial, cuando lo llenamos no se notan tanto, pero igual queremos algo lindo ¿no? Ya cortados, yo me di a la tarea de entintar los bordes, excepto el contrario al decorado (o sea no entinté lo que será la base ), ya depende de su gusto.

Posteriormente pondremos algo de pegamento en toda la orilla y vamos a comenzar a pegar nuestros separadores. Yo comencé desde la base, pueden ver el separador gris que tiene pegamento en la siguiente foto hasta abajo, luego contamos tres o cuatro hojas o triángulos, y ahí insertamos el que sigue, y así subsecuentemente.
 Les sugiero antes de pegarlos acomodarlos y observar si el conjunto les gusta, de lo contrario acomoden los colores. Yo usé todos mis restos de papel doble cara, si tienen muchos de una sola vista pueden pegar dos para que tenga vista decorada por los dos lados.Finalmente nuestro archivero comienza a tomar forma y se ve como el siguiente primer cuadro.

Para la decoración de los dos lados yo suajé dos cartulinas con un die decorado, y coloqué un die cut al centro y sobre él una mariposa que también suajé. Aquí ustedes pueden usar lo que más les guste. Eso si a la hora de fijarlo hay que poner otra capa de resistol en las orillas de las hojas y pegar la figura decorativa elegida, si usan resistol blanco como yo hay que quedarse ahí un ratito sosteniéndola hasta que quede más o menos seco, de lo contrario se caen. Una mejor opción puede ser el silicón caliente que pega bien firme y seca rápido.
Ya totalmente seco le pegué una media perla a mi mariposa. Y ya está listo el archivero. 
Solito luce así, esta es otra vista 


Ya con fotografías adentro se ve así: 
Y es todo, espero que les guste, que les sea de utilidad, que se animen a hacerlo  y cualquier cosa no duden en preguntarme. Estoy a sus órdenes.



6 comentarios:

  1. Wowwwww Laura! está hermosísimo!!! definitivamente lo haré!

    ResponderEliminar
  2. Lau que tuto tan interesante!!! tengo que intentarlo ya sabes que me encanta reciclar!!! gracias por complirlo... te dejo bss

    ResponderEliminar